Dropshipping: todo lo que debes saber

Dropshipping: todo lo que debes saber

El mundo de los negocios se ha visto afectado por cómo funciona internet a día de hoy. La tecnología siempre marca los pasos del resto de los ámbitos, por lo que, hace unos años, surgió el dropshipping, un modelo de negocio revolucionario. Hay cierto desconocimiento sobre esta materia, por lo que vamos a contaros todo lo que debéis saber acerca del dropshipping.

Concepto

El dropshipping es un modelo de negocio basado en el tipo de comercio electrónico B2C (business to customer), el cual está compuesto por dos figuras: el mayorista y el particular. Cada figura tiene un estatus jurídico (unos derechos y obligaciones) que marca sus responsabilidades. Este estatus es el siguiente:

  • Se encarga de surtir de producto al particular (no es tal cual), como, también, de la logística, embalaje y envío. Su objetivo es ganar dinero gracias al particular, el cual actúa como una especie de comercial, pero con ciertas diferencias. Sus responsabilidades se resumen en que el empaquetado esté bien hecho, que la logística funcione adecuadamente, etc.
  • Esta figura es la que se encarga de buscar un dropshipper o proveedor dropshipping con el que trabajar, montar una tienda online y vender lo máximo posible. Se ocupa de la atención al cliente, por lo que da la cara si hay algún problema con el producto. También da la cara por los retrasos en los envíos, por ejemplo, algo que tendrá que arreglar con el mayorista.

¿Cómo funciona?

En primer lugar, el particular tiene que encontrar un proveedor dropshipping. Cuando lo encuentre, tendrá que negociar con él todo el acuerdo para empezar a funcionar juntos.

El particular en ningún momento compra el producto, el proveedor se lo proporciona y el primero lo tiene que vender, por lo que el dinero de las ventas va directo al proveedor, pero el particular tiene comisiones. Esta es una de las desventajas de la figura del particular, ya que tiene que vender mucho para conseguir que el dropshipping tenga beneficios.

Por otro lado, el particular nunca tiene el producto en un almacén, sino que se hace cargo de ello el mayorista. De esta forma, podemos resumir en que el proveedor o mayorista se encarga de la logística, y el particular de la atención al cliente, como de la venta.

En conclusión, el particular tendrá que vender muchísimo producto para hacer de este negocio, un negocio rentable.

Aquí algunos de los artículos más populares que puedes consultar:

Cerrar menú